miércoles, 9 de septiembre de 2020

Paisaje en el recuerdo, Lucía Sánchez Saornil

 


                                                PAISAJE EN EL RECUERDO

                                                                Se ahoga en el canal la voz del río 
                                                y el agua que cantaba suena ahora, 
                                                a la luz indecisa de la hora, 
                                                un paisaje sin voz, yerto de frío
                                                                 En finísima nube de rocío
                                                la pereza del agua se evapora, 
                                                y mojando la atmósfera, colora 
                                                de un tenue violeta el praderío. 
                                                                El paisaje en la niebla sepultado,
                                                dudando entre lo real y lo soñado,
                                                un mensaje nos trae en cada cosa. 
                                                                Y tan alto y tan hondo lo sentimos 
                                                que acude la palabra temblorosa 
                                                sólo por recordarnos que vivimos.

                                                                                                          (de Poesía inédita, 1996)





BIOGRAFÍA

Lucía Sánchez Saornil nace el 13 de diciembre de 1895 en Madrid en el seno de una familia pobre. En 1916 entró a trabajar como telefonista en Telefónica. Paralelamente, prosiguió sus estudios en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Se dedicó también a la poesía, publicando sus primeros poemas en la revista Los Quijotes. Siguió los movimientos vanguardistas, adhiriéndose en particular en 1919 al movimiento ultraísta. Utilizaba el seudónimo de Luciano de San-Saor, nombre que apareció en las más significativas revistas de vanguardia, como Tableros, Plural, Manantial y La Gaceta Literaria.

Durante los años 1920 dejó la poesía para dedicarse a la actividad política en el seno del movimiento anarcosindicalista. Participó en diferentes conflictos sociales dentro de Telefónica, empresa de la que fue expulsada por sus actividades sindicalistas. En 1927 se trasladó a Valencia, donde colaboró en varios periódicos anarquistas como Tierra y Libertad y Solidaridad Obrera

De vuelta a Madrid en 1929, prosiguió con sus actividades en el movimiento anarquista, haciéndose cargo en 1933 de la secretaría de redacción de la revista de la CNT madrileña. En esta revista hace una autocrítica en 1933 de su militancia en las filas de la vanguardia.

En 1936, poco antes del inicio de la Guerra Civil Española, fundó junto a Mercedes Comaposada y Amparo Poch la organización feminista y libertaria Mujeres Libres. Este movimiento anarquista de emancipación nacido en torno de la CNT contó hasta con 20.000 miembros en 1938, a pesar del hecho de que existía sólo en la zona republicana.


Lucía Sánchez Saornil, Emma Goldman y Chirtine Kon-Rahbe, Barcelona, octubre 1938

Cuando estalló la Guerra Civil participó activamente en la lucha antifascista. En 1937 regresó a Valencia, donde participó en la redacción del periódico anarquista Umbral. Es allí donde conoció a América Barroso, que fue su compañera sentimental hasta su muerte.  En mayo de 1938 se hizo cargo de la secretaría general de la sección española de Solidaridad Internacional Antifascista (S.I.A).

Después de la victoria de los nacionales, Lucía Saornil se exilió en Francia, pero huyendo de la deportación regresa a España en 1942, primero a Madrid y más tarde a Valencia. Vivió en la clandestinidad hasta 1954, por lo que no tenía cartilla de racionamiento. Murió de un cáncer de pecho en Valencia, el 2 de junio de 1970.

1 comentario:

  1. Mil gracias por traernos a esta poeta... una mujer consecuente con sus ideas, una adelantada a su tiempo que tuvo que escribir bajo seudónimo,que nos habló de la feminidad como opresión y que fue capaz de imaginar que otras realidades eran posibles...

    ResponderEliminar