jueves, 27 de agosto de 2020

La lavandera, de Violeta Parra

La lavandera, 1879. Angel Lizcano Monedero

                                                       LA LAVANDERA

                                                       Aquí voy con mi canasto
                                                       de tristezas a lavar,
                                                       al estero del olvido,
                                                       dejen, déjenme pasar.

                                                       Lunita, lunar,
                                                       no me dejes de alumbrar.

                                                       Tu cariño era el rebozo
                                                       y nos abrigó a los dos,
                                                       lo manchaste una mañana
                                                       cuando me dijiste adiós.

                                                       Lunita, lunar,
                                                       no me dejes de alumbrar.

                                                       En la corriente del río
                                                       he de lavar con ardor
                                                       la mancha de tu partida
                                                       que en mi pañuelo dejó.
                                                       Lunita, lunar,
                                                       no me dejes de alumbrar.

                                                       Soy la triste lavandera
                                                       que va a lavar su ilusión,
                                                       el amor es una mancha
                                                       que no sale sin dolor.

                                                       Lunita, lunar,
                                                       no me dejes de alumbrar.

                                                       De "Violeta del pueblo", 1976

#MujeresPoetas #PoesíaEnEspañol

Violeta Parra (San Carlos, Chile, 1917 - Santiago de Chile, Chile, 1967)

Fue una artista chilena, reconocida como una de las principales folcloristas de América del sur. Hija de una campesina y un maestro con conocimientos musicales, tuvo 8 hermanos. Su infancia transcurrió principalmente en el campo. Realizó estudios primarios y un año en la escuela normal, pero abandonó sus estudios para ayudar a la familia en el campo. A los 12 años empezó a componer sus primeras canciones, acompañada de una guitarra.

Se fue a vivir a Santiago, donde comenzó a cantar en bares y boliches. Le interesaba el folklore chileno y la música popular. En 1937 conoció al que sería su primer marido, un obrero ferroviario con el que tendría una hija y un hijo. Se separó en 1948, para casarse al año siguiente con un mueblista y tenor de ópera. De este segundo matrimonio nacieron dos hijas.

Estuvo recorriendo Chile, actuando y recopilando canciones tradicionales.También formó un dúo de música folclórika con su hermana Hila, Las hermanas Parra. Esto le permitió tener una fuente de ingresos y grabar sus primeros discos. Pablo Neruda le dio su apoyo en 1953, y Radio Chile la contrató para hacer una serie de programas, Canta Violeta Parra, que le dio fama en todo el país. En 1954 le otorgaron el premio Caupolicán a la folklorista del año.

Viajó a Polonia, al Festival de la Juventud, y aprovechó este viaje para recorrer la Unión Soviética y otros países europeos. Vivió en París, grabando allí sus primeros discos. Regresó a Chile para fundar y dirigir el Museo de Arte Popular de Concepción. En 1958 regresó a Santiago, donde comenzó a pintar y hacer tapices, además de seguir con sus recitales y grabando canciones.

En 1961 dio una gira por Buenos Aires y Europa, y se quedó en París durante tres años. En 1964 expuso sus trabajos artísticos en el Louvre. En 1965 regresó a Chile y se instaló en la Carpa de la Reina, a las afueras de Santiago. En 1967, tras una grave depresión, se suicidó de un pistoletazo. Su hermano, Nicanor Parra, recogió y editó sus Décimas tras su fallecimiento.


Libros de poesía publicados

Toda Violeta Parra, vol. VIII,  1961

Las últimas composiciones, álbum, 1966

Décimas, 1970

Violeta del pueblo, 1975


Este post forma parte de una serie dedicada a las poetas en lengua española, para darlas a conocer y difundir sus poesías. Por tanto, está centrado en los poemas de Violeta Parra, en las letras de sus canciones, que son poesía pura. Para conocer con más detalle su discografía, su trabajo artístico o su vida en general, pasaros por aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario