martes, 17 de septiembre de 2019

Primera manifestación contra las violaciones en Catalunya

 

Pilar Aymerich, manifestación contra las violaciones, Barcelona 1977

La primera manifestación de la época moderna en Catalunya en contra de las violaciones tuvo lugar el 17 de Septiembre de 1977 en Barcelona. La movilización se convocó para denunciar el asesinato de una chica de 16 años en Sabadell, se llamaba Antonia España. Trabajaba en una fábrica textil en Sabadell, y fue violada y asesinada el 15 de setiembre de madrugada, cuando se dirigía al trabajo. 

El asesino, un joven de 19 años, amigo y compañero de trabajo de Antonia, declaró que había decidido matarla porque no correspondía a su amor. En Sabadell la noticia causó un gran malestar, y el día 16 de Septiembre se hizo una manifestación a la que asistieron unas 8000 personas, con pancartas en las que se recriminaba el asesinato y se pedía transporte público nocturno, más iluminación y vigilancia nocturna en las calles. 

Esta manifestación previa a la multitudinaria de Barcelona, estaba convocada por asociaciones vecinales, y aunque las organizaciones feministas le  dieron soporte y acudieron en gran número, no se las dejó participar en lugares visibles ni se aceptaron sus lemas. La primera batalla que tuvieron que lidiar fue contra los compañeros de los partidos de izquierda, cuando se gritaban consignas de no agresiones a las mujeres, se tapaban con "Visca la classe obrera". 


Pilar Aymerich, manifestación contra las violaciones, Barcelona 1977

La manifestación de Sabadell señalaba a la delincuencia en los barrios marginales como culpables de este hecho luctuoso. Pero desde hacía tiempo en la prensa catalana venían apareciendo con recurrencia noticias de violaciones de mujeres en las ciudades industriales del entorno de Barcelona, y los grupos feministas estaban muy sensibilizados. Fueron ellas quienes pusieron el foco en el sistema patriarcal y el machismo de la sociedad española, y quisieron denunciarlo. La manifestación estaba convocada por colectivos feministas de Barcelona, y fue multitudinaria. 

Después le siguieron muchas más, porque la denuncia de las agresiones sexuales se convirtió en un eje fundamental de la lucha feminista. Pero ésta, sin duda, es la más emblemática, no sólo por ser la primera, sino por las magníficas fotografías que se tomaron de ella, fotos que se han convertido en símbolos icónicos para el movimiento feminista. 


Fotos de Pilar Aymerich




Fotos de Manuel Armengol


Gretel Ammann








 



No hay comentarios:

Publicar un comentario