miércoles, 16 de agosto de 2017

Ruinas romanas de Regina Turdulorum


Hace unos días visitamos las ruinas de la ciudad romana Regina Turdulorum, que se encuentra en el término municipal de Casas de Reina, en la provincia de Badajoz. Es curioso que siendo un yacimiento arqueológico tan importante, y teniendo en cuenta que paso mis vacaciones desde hace muchísimos años cerca de su enclave, hasta hace poco no había conocido su existencia. Este año decidimos acercarnos a echar un vistazo a las ruinas, y comprobar personalmente la historia, la situación y el estado en que se encuentran.

Siguiendo la carretera nacional N432 Granada-Badajoz, ya en territorio pacense, una vez pasado Ahillones y a pocos kilómetros de Llerena, se encuentra el desvío que lleva hasta Casas de Reina, una pequeña población de la comarca de la Campiña Sur. Antes de llegar al pueblo, un cartel te indica el camino para llegar al yacimiento, que está a 1,5 Km. 

Nos recibió en la puerta un guía-conserje que nos introdujo en la historia de la ciudad y nos dio instrucciones sobre la visita. Se trataba de seguir un trazado que está señalizado con paneles informativos y que tienes que hacer por tu cuenta, pues no hay personal para ejercer de guía. Carteles como éste de la imagen te explican detalladamente qué edificios estaban ubicados en las zonas que íbamos visitando y qué uso tenían.




La ciudad de Regina Turgulorum fue fundada en el año I d.C. uniendo diversos núcleos de poblaciones cercanas vinculadas a la explotación de las minas de hierro y plomo. Se encuentra ubicada dentro de la calzada que unía Emérita Augusta (Mérida) con Hispalis (Sevilla), en la región de Baeturia Turdulorum. Hay constancia de que en el año 619 d.C estaba habitada, ya que es mencionada en el Concilio Hispalense que se celebró ese año, presidido por San Isidoro. El abandono de la población se desconoce, aunque se cree que pudo ocurrir a raíz de la dominación árabe.

Nos contaron que a los vecinos de casas de Reina siempre les llamó la atención los muros de piedra que sobresalían en los campos de labranza de la localidad. El lugar era conocido como "Los paredones". Su restauración y reconstrucción, a partir del año 1978, sacaron a la luz un grandísimo teatro, así como otros elementos importantes como los cimientos del foro y el sistema de alcantarillado.


Otras edificaciones que se están recuperando son: un templo porticado con una sala dedicada al culto del emperador, el mercado, algunos cimientos de casas, edificios civiles, pórticos y calles empedradas. Los principales objetos hallados en las excavaciones arqueológicas se encuentran en el Centro de recepción de visitantes de Casas de Reina, entre ellos la estatua de la diosa Juno, conocida como la Dama de Regina, uno de los hallazgos más importantes del yacimiento. Desafortunadamente, no pudimos visitar este centro, que nos ha quedado pendiente para una próxima visita.


El principal monumento de Regina y el más emblemático, es su teatro, uno de los mejores de la Hispania romana. Fue construido en la segunda mitad del s.I d.C. en la época del emperador Claudio o Nerón. Tenía capacidad para unos mil espectadores, y estuvo en funcionamiento hasta el s.IV. La gradería está dividida en varios sectores, separados por escalinatas. 


Se conservan en buen estado elementos como la caveala orchestra y la escena. Gracias a los trabajos de restauración se han recuperado e instalado en su lugar original cinco columnas de la escena, algunas de ellas con capiteles corintios. El proscenium, el espacio de delante de la escena, tiene entrantes semicirculares y regulares que rompen la línea recta del muro.

En las noches de verano, a la luz de la luna, en el teatro se llevan a cabo representaciones de obras clásicas y conciertos de música. Este año estaba en cartel Miles gloriosus, de Plauto, las entradas estaban agotadas. Como sede que es, también, del Festival de teatro clásico de Mérida, cada año se representa alguna de las obras patrocinadas por este Festival.


Y llegamos a la parte más desagradable de esta entrada. Es un tema de mucha importancia y no quiero pasarlo por alto. Se explica en uno de los carteles del recorrido, pero también lo vemos directamente con mucho dolor. El aislamiento geográfico y la falta de subvenciones dirigidas a proteger el yacimiento, está teniendo como consecuencia el expolio y el saqueo del mismo. No es de recibo que se presentara un camión con nocturnidad y alevosía, si, aunque también a cara descubierta impunemente. Y que sus ocupantes hicieran excavaciones sui géneris, sin ninguna clase de procedimiento arqueológico, y dejaran todo el campo lleno de agujeros. Ya no es sólo por el valor del material robado, sino por el daño que hacen a futuras excavaciones. Es nuestra historia, un bien común, y tenemos que protegerla de delincuentes.


Desde las ruinas de Regina se puede contemplar la impresionante Alcazaba árabe de Reina, situada en lo alto de un cerro cercano. Las vistas desde allí tienen que ser espectaculares, y en su interior se conserva una antigua basílica visigoda. La miro con curiosidad y admiración, y la apunto en mi lista de visitas que quedan pendientes para otra ocasión.



Más información en:

La web del yacimiento

Arqueotour

Ayuntamiento Casas de Reina

Ayuntamiento de Reina







2 comentarios:

  1. Estupenda información, Juana. Regina es efectivamente una joya. Este año hemos disfrutado allí de dos representaciones magníficas. Y nos hemos perdido en Reina la Fiesta de la Luna con su concierto de música medieval. A ver si el o que viene podemos ir juntos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por acercarnos a una parte de nuestra cultura que desconocia por completo.La verdad,es que has realizado un buen reportaje, que además nos ayuda no solo a aumentar nuestro conocimiento, si no también al deseo de visitarlo "in situ"

    ResponderEliminar