miércoles, 11 de mayo de 2016

Ya se han perdido en el tiempo




Ya se han perdido en el tiempo 
aquellos hermosos días
la calidez de mi infancia 
la esplendorosa alegría. 

Era tan sólo una niña 
y todo a mi alrededor 
giraba en torno a mi madre 
con la fuerza del amor. 

Tenía un gato y un perro 
y en la vida cotidiana 
eran pan de cada día 
las peleas con mi hermana. 

Yo me creía segura 
porque mi mundo era así 
tranquilo, sereno y dulce 
y me sentía feliz.
 
Ya nada es como era 
nada en mi vida está igual 
pero mis días de infancia 
nunca los podré olvidar.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario