miércoles, 23 de octubre de 2013

Aniversarios amargos


Todo el mundo tiene aniversarios dolorosos. A todas las personas, sin excepción alguna, le ocurren desgracias a lo largo de su vida. En mi repertorio personal hay tres fechas especialmente amargas que han influido de forma determinante en el devenir de mi vida. La primera, el 9 de Julio, el día que murió mi padre siendo yo una adolescente pueblerina, casi una niña. La segunda, el día que murió mi madre tras una larga enfermedad, fue un 12 de Mayo. Y la tercera, el día que me despidieron de Laboratorios Vita, empresa en la que trabajé durante 31 años.

De esta tercera experiencia es de la que quiero hablar hoy. Hace unos días se han cumplido 10 años, aunque parece que fue ayer, de ese angustioso Viernes negro del mes de Octubre que cambió el rumbo de mi vida. 

Desde hacía unos meses el ambiente en la empresa era muy convulso, todo eran rumores de venta, de cambios, de despidos... Unos años antes la empresa había iniciado un cambio de cultura organizacional. El modelo de negocio familiar por el que se regía hasta entonces, en el que los dueños manejaban hasta los más pequeños detalles de la gestión de la empresa, incluyendo las vidas de sus trabajadores y trabajadoras, cayó en crisis cuando la segunda generación perdió todo interés en hacerse cargo de las riendas de la compañía y la preparó para venderla en condiciones beneficiosas para sus bolsillos.

En ese momento empezaron a aparecer por los pasillos de la empresa todo tipo de consultores, auditores y expertos de todo pelaje que presumían de que iban a conducir la gestión del cambio hacia un modelo organizativo mucho más eficaz y moderno. Elaboración de un plan estratégico, auditorías para optimizar los procesos,  reestructuración de la plantilla, formación y coaching para la clase directiva... en unas semanas ya nos habíamos familiarizado con una jerga nueva que no acabábamos de entender del todo, pero que sonaba muy bien. En mi caso particular, había desarrollado toda mi carrera profesional en el departamento de informática, había trabajado allí desde muy joven, pasando por todas las etapas: operadora, programadora, analista, responsable del departamento, y con el nuevo organigrama que la Consultoría había diseñado pasé a ser directora del Departamento de Informática. Mi trabajo no había cambiado, sólo el título del cargo, y con él las tarjetas de visita.

Comenzó una etapa dolorosa. Pasé de realizar un trabajo que me apasionaba y me hacía sentir realizada a sufrir continuamente en medio del estrés, las peleas y las luchas de intereses. Ya no me gustaba lo que hacía. Vi como las personas que habían sido importantes en el auge de la empresa, que habían entregado lo mejor de sí mismas a lo largo de los años, tenían que marcharse para ser sustituidas por otras mucho más competitivas, aunque no más competentes. Ni siquiera les agradecían los servicios prestados. La ley de la selva había llegado para quedarse, personas con mucha ambición y poca calidad humana tomaron el mando. Mucho máster, mucha teoría económica, y ninguna generosidad, ni solidaridad, ni empatía. Antes de que el ultraneoliberalismo eclosionara en nuestra sociedad y se hiciera visible con la llegada de la crisis, se había ido instalando en las empresas, en las pequeñas y en las grandes, y desde allí dieron el salto a todos los espacios de poder. Yo lo viví en primera persona hace ya unos cuantos años.

Decía el nuevo Director General que no se fiaba de los informáticos porque eran como los espías de la CIA, y que la única manera de guardar un secreto era no tecleándolo en un ordenador. Tenía razón. Pero era muy difícil de llevar a cabo, muchas veces era inevitable enviar un mensaje de correo, o escribir un informe urgente, o... y aunque se eliminara rápidamente quedaba rastro. Y allí estábamos nosotros los informáticos para leerlo sin ni siquiera movernos de nuestra silla. En el ambiente  de confusión y desconfianza en el que nos movíamos, era razonable organizarnos y crear toda una red de espionaje para vigilar los movimientos del enemigo.

Tenía una nueva jefa de área con la que no tenía ningún feeling, a mi no me gustaba su agresividad, su prepotencia y su forma despótica de tratar a la gente. A ella no le gustaba que yo fuera tan anárquica y desobediente, que siempre defendiera a la gente que dependía de mi y que no empleara mano dura con ellos. Ella odiaba que, por mucho que lo intentara, no pudiera controlarme y utilizarme para sus intereses. Era cuestión de tiempo que yo saltara, lo sabía. Pude ver como mi nombre aparecía en todas las propuestas secretas de despido, en listas de ERE y en todos los informes que recomendaban hacer limpieza de personal. Presencialmente, me ponía buena cara y me hacía bromas, pero yo veía en su ordenador lo que realmente intentaba hacer, que era deshacerse de mi.

Vivir con esa tensión es muy cruel. Esperando el día que te claven el puñal y te dejen malherida. Hay miles de personas que sufren este acoso, me identifico con ellas. Durante el proceso llegas a pensar que no sirves para nada y que tu vida va a perder todo el sentido si pierdes tu trabajo y a la mañana siguiente vas a dejar de hacer lo mismo que has venido haciendo durante 30 años. Y todos los esfuerzos que has hecho, y todo lo que has aprendido, ¿qué va a ser de tus conocimientos? ¿Se van a perder todas las horas invertidas, los mejores años de tu vida? Es muy duro.

Aquella mañana de Viernes de Octubre, al llegar bien temprano al trabajo, hice mis tareas rutinarias de observación de ordenadores interesantes. Y me encontré con una desagradable sorpresa. En el ordenador del jefe de Recursos Humanos, que para más inri había sido amigo mío y compañero de sección, que había compartido conmigo años y años de experiencias dulces y amargas, aunque ya sabía que se había vendido al enemigo y era una pieza destacada de su ejército... en su ordenador encontré la carta de mi despido, lista para la firma. 

Cuando miro para atrás me admiro de la sangre fría con la que actué aquel día. Aún no eran las 8 de la mañana y por delante quedaba toda una mañana de sufrimiento, porque hasta las dos del mediodía no solían comunicar la desagradable noticia.  Es lo que han hecho con otra mucha gente antes que conmigo.  Fui a desayunar como todos los viernes, sabiendo que aquel sería el último desayuno. Me despedí de algunas amistades de otros departamentos, le envié mi finiquito al abogado de CCOO para que analizara si era correcto, lloré en el vestuario con algunas de mis amigas de toda la vida, compartí todo el día con mi compañero de trabajo, mi amigo y colaborador, la persona con la que compartía despacho y vivencias, los dos tan tristes y tan cabreados, y cuando llegó la terrible llamada, ya estaba preparada, no me cogió de sorpresa.            

A la semana siguiente se comunicó la venta de la empresa, hubo muchos más despidos, la mayor parte pactados. Nunca dejo de sorprenderme de que existan personas con tanta maldad como mi ex-jefa. Podía haber esperado una semana y enmascarar mi despido en medio del proceso de venta, junto con los demás, habría sido menos doloroso. Ella ya sabía que la empresa estaba vendida, como lo sabía yo. Pero quiso hacer daño, quiso dejar claro quien mandaba allí.

La vida sigue, y de las experiencias amargas también se aprende. Y te hacen fuerte. Con el tiempo te das cuenta que había sido una suerte salir de aquel entorno tan viciado y tan poco saludable y enfocar tu vida hacia objetivos que te den más satisfacciones. Era un mundo muy cerrado y endogámico, cuando estás dentro te dejas absorber y es difícil darse cuenta. Sólo cuando estás fuera y has superado el trauma, y cuando de alguna manera has conseguido romper el lazo emocional que te ataba a aquellas rutinas lo ves con claridad.

De mi etapa en Vita tengo muy buenos recuerdos. Lo que más valoro son las amistades que allí hice. Mis amigas más íntimas, unas relaciones muy fuertes que el paso del tiempo no ha deteriorado. Mis compañeros y compañeras, por los que sigo teniendo mucho afecto y con muchos de ellos no he perdido el contacto. Y que allí se forjó, entre experiencias positivas y negativas, la persona que ahora soy. Buena o mala persona, dependerá del punto de vista de quien lo juzgue. En todo caso, una persona que se siente querida y que procura actuar de forma honesta para sentirse a gusto consigo misma. 

Suelo hablar de este acontecimiento de mi vida muy a menudo, lo cuento como una anécdota y sin rastro de rencor. Lo tengo absolutamente superado. Sin embargo nunca había escrito sobre ello. Por mi forma de ser, cuando escribo se despiertan en mi muchas emociones, y no quería remover viejos sentimientos. Ahora, 10 años después, me he decidido a hacerlo. Y aquí dejo mi relato por si le interesa a alguna persona que en este momento esté pasando por una situación similar y le ayuda a superarla.

viernes, 14 de junio de 2013

Recuperando el Valldespí (2)


Las actividades del Grupo Recreativo del Centro Juvenil Valldespí se centraban en la organización de fiestas. No había festividad que no tuviera su correspondiente celebración bailonguera: Noche Vieja, Carnaval, o cualquier domingo era bueno para reunirse los amigos y bailar las canciones de moda.

Organizar una fiesta no era tan fácil como pueda parecer. Estábamos en los últimos años de la dictadura franquista, y las reuniones de más de dos personas no estaban permitidas. Para poder realizar una fiesta era necesario obtener el permiso de la autoridad, así que el primer paso consistía en presentar una instancia en Gobierno Civil en la que se especificaba en que consistía la celebración y los motivos, y después había que seguir el riguroso reglamento de Espectáculos Públicos.




Una vez obtenido el permiso de Gobernación, un técnico del Ayuntamiento tenía que certificar que se cumplían las debidas condiciones de seguridad y de paso te hacían pagar una tasa, que no era barata. Por no hacer nada, porque como el local ya era conocido y la policía se pasaba por allí a menudo a vigilarnos, conocían perfectamente su buen estado y no era necesario comprobarlo específicamente.





Expliqué hace tiempo en otro post como eran estas fiestas, no voy a repetirlo. Si os interesa el tema, pasaros por allí, seguro que lo vais a disfrutar.

La propaganda no era nuestro fuerte. Por entonces no había ordenadores personales, y éramos un poco chapuceros. Normalmente hacíamos unos cuantos carteles que colocábamos en las tiendas que nos lo permitían. A veces salían bien, otras no tanto.




Aparte de las fiestas, el Grupo Recreativo organizaba pocas cosas más. De hecho, a los pocos meses se unificó con el Grupo Cultural. Recuerdo un partido de fútbol que jugamos las chicas del Valldespí contra las del Casino de Sant Ildefonso, y que acabó 1-1, y las interminables partidas de ajedrez y damas. 

El Grupo Cultural tenía poco movimiento. Empezó fuerte, organizando algunas conferencias y cine-forum, pero se desinfló pronto. Había un motivo, era, con mucha diferencia, el que se consideraba más peligroso, el más vigilado, y entre el público asistente a las actividades siempre había algún Social (policía de la Brigada Político-Social, la Secreta) que tomaba buena nota de lo que se hacía y se decía. Claro está, la gente le cogió miedo y dejó de asistir, y empezó a ser difícil encontrar ponentes, que generalmente era uno de nosotros. Empezaron a espaciarse los actos, y al final, el grupo desapareció.



Pongo unas cuantas fotos más, no concretamente de fiestas, de esas no tengo. Las cámaras de fotos que teníamos por aquella época no hacían buenas fotos de interior.







lunes, 10 de junio de 2013

El agua, bien común


El pasado viernes estuve en una jornada sobre las políticas públicas y la nueva cultura del agua dirigida a Grupos Municipales. Se pretendía conseguir que las personas que trabajamos desde los Ayuntamientos tomemos conciencia de la situación especialmente grave que estamos viviendo en Catalunya en general y en el Área Metropolitana en particular, respecto a la mercantilización de un derecho vital como es el agua, y la subida de tarifas que estamos sufriendo y que seguirán en el futuro.

Pedro Arrojo es Doctor en Ciencias físicas de la Universidad de Zaragoza y presidente de la Fundación Nueva Cultura del Agua, premio Goldman de Medio Ambiente en 2003. En su apasionada ponencia definió el marco en el que nos movemos y expuso las bases teóricas de una nueva cultura del agua, una buena plataforma con vinculaciones sociales y ambientales. Según él, para que los seres humanos puedan vivir con dignidad son precisos entre 30 y 40 litros de agua por persona y día, lo que supone un 1% del total disponible. A este agua necesaria para vivir y alimentarse le llama "Agua Vida", y la considera un derecho humano de máxima prioridad y cuya escasez es un desastre humanitario inaceptable. Debería ser gratis.

En un segundo nivel estaría el "Agua ciudadanía", que es la que asegura los servicios básicos de agua y saneamiento a los hogares (la que se utiliza en los lavavajillas, lavadoras, lavabos, etc). No se puede considerar un derecho humano, sino un derecho como persona ciudadana, y lleva vinculado los correspondientes deberes. No debe ser el mercado el que decida cuales son estos derechos, no es su competencia, sino la ciudadanía a través de los instrumentos políticos de los que dispone.


El tercer nivel, el "Agua Economía", la que permite negociar con ella y producir riqueza, debe suministrarse una vez garantizados los suministros de vida e interés general.

Es necesario recuperar la propiedad pública del agua de interés general.  Si está privatizada es imposible evitar que se haga negocio con ella.

Después de esta primera charla en la que se nos hizo un planteamiento desde un punto de vista filosófico profundizando en los conceptos teóricos, las siguientes ponencias nos analizaron desde diferentes enfoques la realidad actual.


Eloi Badía, de Ingeniería sin fronteras y portavoz de la plataforma Aigua es vida, comenzó dando datos sobre la gestión del agua a nivel internacional. Pretendía demostrar que la creencia de que la gestión privada es hegemónica sobre la pública a nivel mundial es un bulo, muy al contrario, sólo es hegemónica en Catalunya. Si que es cierto que hay una serie de tendencias, a nivel internacional, que apuntan a favorecer la gestión privada. A nivel del estado español los niveles están en un 50-50, la parte privada está controlada por dos empresas, Agbar, que pertenece a la francesa Suez, y FCC, a través de Aqualia. En Catalunya la proporción es 80% privada, en su mayor parte Agbar, y 20% pública. Con estos datos se demuestra que  este modelo neoliberal que nos venden como más justo y que la libre competencia ajustará los precios de mercado, en realidad son monopolios y oligopolios que dan lugar a  un mercado cautivo.

Durante estos años ha habido una cierta dejadez  por parte de las administraciones públicas, tanto municipales como de la Generalitat y las hemos descapitalizado. En el fondo lo que se ha producido es un sabotaje democrático (las medidas tomadas no formaban parte de ningún programa electoral) y un expolio de la economía familiar (las tarifas son difícilmente justificables). Aunque no sea ideológica el agua es política, pero no tiene por qué ser partidista. El problema es que hoy en día el interés general está por debajo del interés particular de personas concretas.


A continuación, Janet Sanz nos explicó algunos puntos de las fases del ciclo del agua con el objetivo de clarificar el conflicto y concretar la responsabilidad de cada una de las administraciones. En primer lugar, el abastecimiento en alta, es decir, la parte del proceso en que se recoge el agua de los ríos y otras fuentes y  se conduce a las plantas de saneamiento y depuración. Es competencia exclusiva de la Generalitat. Actualmente este proceso lo desarrolla a través de Aigues Ter Llobregat (ATLL), empresa que hasta hace poco era pública y ahora está gestionada por Acciona.

Después viene el saneamiento en alta. El agua residual es tratada a través de las plantas de tratamiento y potabilización, de las depuradoras, etc. En el Área Metropolitana lo hace una empresa pública, EMSSA, pero en todo el territorio hay diferentes formas de gestión.

Por último, entramos en la gestión más municipal, la distribución y el saneamiento en baja, que son competencias municipales. En el caso de los municipios del Area Metropolitana la gestión está cedida a la AMB siguiendo la ley del 2010, aunque como es una realidad muy diversa, algunos municipios lo gestionan directamente a través de empresas públicas. El saneamiento, es decir, el alcantarillado, lo hace cada ayuntamiento utilizando sus empresas propias o adjudicando una concesión.

Acto seguido pasa a hablar de la problemática de la ATLL. Esta empresa se creó en el año 1990 para garantizar la gestión integrada de todas las infraestructuras e instalaciones de la red de captación en alta que había en Catalunya. Estaba financiada íntegramente con fondos públicos que aportaron la Generalitat y los Ayuntamientos.en un 50%. El pasado Noviembre 2012 el Gobierno de CIU decide privatizar la gestión del servicio del agua en alta durante 50 años a Acciona, sin preguntar a los Ayuntamientos co-propietarios de las infraestructuras ni, por supuesto, a la ciudadanía. La concesión se hace de manera ilegal y chapucera y ha habido varios recursos y contrarecursos por parte de la otra empresa aspirante y otros departamentos de la propia Generalitat. Además, antes de hacer la entrega, la Generalitat sube las tarifas una media de un 30% para hacer atractivo el negocio a la empresa privada, pero que a la vez ocasiona que muchas personas se queden sin acceso al agua.


El Área Metropolitana, que tiene cedida la gestión del agua en baja de la mayor parte de los Ayuntamientos, es la que fija las tarifas en esta zona. Y Agbar es la empresa que supuestamente tiene los derechos de abastecimiento y distribución a los domicilios, aunque estos derechos son muy dudosos. Y lo son porque una vez analizados todos los documentos históricos no hay ninguno que acredite que Agbar tiene un contrato para desarrollar ese servicio. Tiene contratos programas con los Ayuntamientos, pero no hay ningún documento concreto que acredite la concesión y nunca se ha celebrado un concurso público 

En el año 2010 hay una sentencia de un juez que cuestiona la titularidad con la operadora Agbar. Esta sentencia se hace ante una demanda de un vecino de Barcelona al que la empresa le reclamaba 6500 euros por diferentes recibos impagados a causa de una fuga de agua. La sentencia dice que el servicio por el que cobra la empresa es ilegal.

Para solucionar esta  situación ilegal CiU y PSC proponen la creación de una empresa mixta con 85% accionarial de Agbar y 15% de la AMB, a la que se le hace la adjudicación directa sin un proceso de libre concurrencia, contraviniendo todas las normativas. Debido a las numerosas irregularidades, y los recursos interpuestos, uno de elllos de la Generalitat por invasión de competencia, la creación de esta empresa ha quedado aplazada.

En estos momentos el Área Metropolitana no tiene contabilizadas las personas que no tienen acceso al agua, cuando es una obligación pública. Ha habido 70.000 cortes del servicio de agua, y afecta sobre todo a los barrios populares y a las personas que peor lo están pasando con la crisis económica, pero los ayuntamientos no disponen de esas listas para poder ayudar a esas personas.


La jornada siguió con las ponencias de Eloi Badia, que en su segunda intervención explicó todo el proceso de privatización de la ATLL, y de Sergi Alegre, teniente de alcalde de El Prat que nos detalló la gestión pública municipal del agua en el Ayuntamiento de El Prat. Después hubo un interesante debate, para finalizar con el diputado Salvador Milà, que hizo la clausura exponiendo las conclusiones.

en lo que toca a lo personal, me quedó una sensación agridulce. Por una parte, satisfacción absoluta por haber aprendido montones de cosas que desconocía, y por otra, tristeza y rabia por las situaciones de injusticia que se habían tratado.

Todas las ponencias están colgadas en Internet. Se pueden ver en la página de facebook de ICV on Ustream

sábado, 27 de abril de 2013

Nací en un pueblo pequeño



Nací en un pueblo pequeño
con una torre grandiosa,
permanece en mis recuerdos
su presencia majestuosa,
condensando los colores
de mi infancia soñadora:
sol y cal, y trigo verde
y las rojas amapolas.



Ya se han perdido en el tiempo
aquellos hermosos días
la calidez de mi infancia
la esplendorosa alegría.
Era tan sólo una niña
y todo a mi alrededor
giraba en torno a mi madre
con la fuerza del amor
Tenía un gato y un perro
y en la vida cotidiana
eran pan de cada día
las peleas con mi hermana.
Yo me creía segura
porque mi mundo era así
tranquilo, sereno y dulce
y me sentía feliz.

martes, 9 de abril de 2013

Recuperando el Valldespí (1)


El Valldespí era un Centro Cultural Juvenil del barrio de Las Planas de Sant Joan Despí. Tuvo una vida corta, entre los años 1974-1980,  y aunque ahora se haya perdido todo vestigio de su existencia, aún permanece en la memoria de unas cuantas personas que vivieron en primera línea esa interesante experiencia, entre ellas en la mía. 

La historia es muy caprichosa, es difícil explicarse por qué un movimiento que aglutinó a decenas de jóvenes de Sant Joan Despí de diversas ideologías e intereses culturales y que revolucionó la vida del barrio y de la ciudad entera, ha quedado en el olvido como si nunca hubiera existido. Y ese es mi propósito, recuperar su historia y contarla, siempre desde mi punto de vista subjetivo y personal, plagado de lagunas. Espero que haya otras aportaciones que contribuyan a dar a conocer esta parte de la historia de nuestro pueblo.

Antes de empezar, unos cuantos apuntes que nos ayuden a situar el contexto de la historia. Era la década de los 70, una época convulsa, de muchas reivindicaciones y  movilizaciones en las calles, en las fábricas, en las universidades y en los barrios. Eran los últimos años de la dictadura y los primeros de la democracia, la sociedad civil se organizaba en sindicatos, en partidos políticos, en asociaciones vecinales, en centros culturales... y al frente de todos estos movimientos se situaba la gente joven, personas que no habían vivido la guerra civil ni los duros años posteriores, y que exigían sus derechos sobreponiéndose al miedo.


Los centros culturales y otras entidades de tipo recreativo, algunas creadas antes de la guerra, otras más recientes, se convirtieron en lugares de encuentro de la juventud y de fomento de la cultura. En la vecina Cornellá había varios referentes, el Centro Social Almeda, el Patronato, el Casino de Sant Idelfons, el Orfeó Catalònia y el Centro Lindavista, cada barrio tenía su centro con una gran actividad asociativa. En cambio en el barrio de Las Planas no existía ningún lugar de reunión en el que la juventud pudiera desarrollar sus inquietudes. Algunos jóvenes se desplazaban hasta el Foment, ubicado en el Carrer Major del Barri Centre, otros se repartían en los diferentes centros de Cornellá, y un último grupo, mejor dicho varios grupos, se reunían en la Iglesia del Carmen de Las Planas. 

De la unión de todos estos colectivos nació el embrión del Centro Cultural Valldespi, especialmente de los jóvenes que desarrollaban sus actividades en los grupos cristianos y de los monitores y monitoras del esplai Arreu. Todos ellos tenían inquietudes sociales que no podían desarrollar en el marco de la Iglesia y bajo la crítica mirada del Mosén de entonces.

En la primeras reuniones, que se celebraban en el bar Los Garridos, se llegó a un acuerdo de mínimos para arrancar el proyecto. Lo más urgente era legalizar la nueva entidad, algo que no era fácil en la época y costaba años y años de dura burocracia. Antes había que redactar unos estatutos y conseguir un local en el que realizar las actividades. En principio se organizaban dos secciones, una en el barrio de Las Planas y otra en el casco antiguo, porque aunque en esa zona ya existía el Foment, había jóvenes que no estaban de acuerdo con la línea conservadora de esta entidad.

Los estatutos los copiamos de otro centro similar, siguiendo las leyes vigentes. He aquí el primer capítulo.



El local lo solicitamos al Ayuntamiento por medio de instancias. Lamento no guardar ninguna copia, mucha documentación se me ha extraviado con el paso de los años.

Fuimos muy insistentes y finalmente conseguimos que se nos cedieran los bajos situados en la calle Seo de Urgel, 4, el local que en la actualidad utiliza la Asociación Estel y que hasta aquel momento se habían utilizado como aulas de la escuela pública. La construcción de los nuevos colegios motivaron que aquel local quedara vacío, y por arte de magia, por suerte, o por pesadez, pudimos conseguirlo. Recuerdo perfectamente la primera limpieza general, sobre todo por la suciedad de los lavabos y las botellas de salfumán que tuvimos que utilizar en los wáteres. Pero todo lo hacíamos con ilusión y con la fuerza que te da la energía juvenil.

Los inicios fueron muy duros. Había muchos grupos enfrentados. Rápidamente la sección del casco antiguo se diluyó, y la de Las Planas tuvo que lidiar con los intereses particulares de los diferentes grupos políticos clandestinos y sus organizaciones juveniles allí representadas: los comunistas, trostkistas, leninistas, maoístas, anarquistas y muchos más istas que no recuerdo, tampoco las siglas. Esta es la parte de un acta de una de las primeras asambleas.



Se formaron tres grupos, que muy pronto pasaron a ser cuatro: El esplai Arreu, como grupo consolidado y con una historia de varios años, se conservó como grupo Infantil, el grupo Cultural y el Recreativo, del que se desglosó el Grupo de excursiones, el más numeroso y con mayor actividad. En sucesivas entradas iré describiendo las actividades de estos grupos, ahora dejo unas fotos para ir haciendo historia.




Seguirá

miércoles, 27 de marzo de 2013

ILP Renta Garantizada de Ciudadanía


Hace unos días la Mesa del Parlament aprobó la tramitación de la Iniciativa Legislativa Popular por una Renta Garantizada de Ciudadanía. Es una buena noticia. A partir de aquí se inicia todo el proceso, se constituirá la comisión de juristas del Parlament encargada de gestionar la legalidad de los federatarios y federatarias y los trámites de numeración y sellado de las hojas, y se comenzarán a recoger las 50.000 firmas que son necesarias para presentar la ILP al Parlament de Catalunya.

En una democracia encorsetada y con tics autoritarios como la nuestra, las leyes contemplan muy pocos mecanismos de participación directa de la ciudadanía. Uno de ellos es la ILP, una forma de que la ciudadanía pueda proponer una reforma legal siempre y cuando la propuesta vaya avalada por un número determinado de firmas.

Las entidades que promueven esta ILP vienen trabajando desde hace meses para que se haga realidad. Son muchas las personas, colectivos, organizaciones, sindicatos, que se han volcado para poder superar la oposición del gobierno de la Generalitat. El objetivo es garantizar que no haya nadie por debajo del umbral de la pobreza. En Sant Joan Despí, concretamente, nuestro grupo municipal ICV-EUiA presentó una moción de apoyo que fue aprobada por mayoría.

Esta es una propuesta de largo recorrido, recién ha comenzado y seguramente se prolongará en el tiempo. Se pide que se cumpla el artículo 24.3 del Estatut de Catalunya, que establece que "Las personas o familias que estén en situación de pobreza tienen derecho a una renta garantizada de ciudadanía que asegure los mínimos de una vida digna, de acuerdo con las condiciones que legalmente se establezcan".


La Renta Garantizada Ciudadana es hoy más necesaria que nunca. El paro afecta al 25% de la población (52% son jóvenes). Sólo un 30% cobrarán algún tipo de prestación a finales de año y en cuanto al riesgo de exclusión social y pobreza infantil en Cataluña alcanza el 24%. Son números fríos que definen una realidad dramática.

La Comisión promotora ha lanzado una campaña para dar a conocer la ILP y sus objetivos. Lo que se intenta es permitir a la ciudadanía decidir en qué se utiliza el gasto presupuestario, en las personas, especialmente aquellas en una situación de mayor vulnerabilidad o en el pago de los intereses y/o peajes a empresas, entidades o bancos que siguen teniendo beneficios multimillonarios.

Serían sujetos de este derecho las personas mayores de 18 años, que vivan como mínimo desde hace un año legalmente en Cataluña. La cuantía de la RGC la concretaría el Indicador de la renta de suficiencia de Cataluña (IRSC) que cada año se fija por ley en los Presupuestos y que actualmente es de 664 €/mes (con una corrección de acuerdo con el número de miembros de la unidad de convivencia del 70%).

¿Y de dónde saldría el dinero? Como afirman los promotores de la ILP por una Renta Garantizada Ciudadana, se trata de abrir un debate y hacerlo con pedagogía social. Si se hiciera caso a las propuestas del Sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda contra el fraude fiscal, Catalunya podría ingresar más de 12.000 millones de euros.

Texto de la ILP de la RGC
Informe del Síndic de Greuges

Vídeo en el que los promotores, con la colaboración de Ada Colau y Arcadi Oliveras explican con detalle la ILP:


sábado, 19 de enero de 2013

Cómo pasar un ebook de formato Kindle a epub


Casi nunca recibo regalos en reyes, entre otras cosas porque mi cumpleaños es unos días después y mi gente se reserva los posibles obsequios. Sin embargo este año ha sido una excepción, y he recibido un regalo que me ha hecho mucha ilusión, un lector de ebooks. Un lector sencillito, sin grandes alardes tecnológicos, pero con una gran cantidad de libros almacenados.

Estaba entusiasmada con ese nuevo juguete que me abría una galería infinita de nuevas lecturas. La primera decisión que tomé, antes de sumergirme en ese mar inmenso de títulos y autores de todas las épocas, fue traspasar los libros que tengo almacenados en mi portátil. Y me llevé una gran decepción, porque desde mi flamante e-reader no podía abrir los archivos de los libros traspasados.

Suelo comprar mis libros en Amazon y en formato Kindle. Por dos motivos, porque son mucho más económicos y porque la mayoría son de escritoras noveles, generalmente amigas y conocidas, y los tienen publicados sólo allí. Por esta última razón, sobre todo, tengo almacenados en mi disco duro una buena colección de obras que puedo leer en mi portátil con una aplicación para Windows de tecnología Whispersync que Amazon facilita sin coste alguno para que las personas lectoras podamos adquirir los libros que tienen a la venta en su web.

Me gusta ser solidaria con mis amistades, pero no creo que sea justo, ni ético, ni moral, que tenga que volver a pagar un libro que ya he comprado sólo porque lo vaya a leer en un dispositivo diferente. Con los libros en formato papel eso no pasa. Lo puedo leer en el metro, en el autobús, en la cama o tendida en el sofá, y hasta puedo prestarlo a un amigo o a varios sin tener un sobrecoste. ¿Por qué no voy a poder leer "mis" libros, los que he pagado religiosamente, en el ereader que con tanta ilusión me han regalado mis hijos?

Una vez se me pasó el cabreo, y pensando en cómo superar el inconveniente, se me ocurrió que debía existir algún software que cambiara el formato azw a epub, y estuve investigando. En la red hay cantidad de información sobre este tema, así que muy pronto encontré Calibre, una aplicación de uso libre, gratis, que no sólo permite la conversión de numerosos formatos de archivo, sino que gestiona y organiza la biblioteca de libros electrónicos.

Me voy a centrar en desarrollar el tema que me preocupaba, convertir mis libros de formato kindle (azw) a formato epub. Instalé Calibre, que se puede descargar desde multitud de sitios, por ejemplo desde su página oficial y lo ejecuté. Otra vez llegó la decepción, me salía un mensaje que decía que no podía convertir mi ebook porque estaba protegido por DRM. Otro nuevo concepto con el que tenía que batallar. ¿Qué es un DRM?

Lo explica la Wikipedia, DRM es "un término genérico que se refiere a las tecnologías de control de acceso usadas por editoriales y propietarios de derechos de autor para limitar el uso de medios o dispositivos digitales". "Su uso es polémico. Entre sus detractores, por ejemplo, se encuentra la Free Software Foundation que sostiene que el uso de la palabra rights (derechos) es engañosa y que los poseedores de derechos de autor utilizan estas restricciones en formas no cubiertas por las leyes existentes". En fin, que estamos todo el rato dando vueltas al mismo tema. La conclusión que saco en este punto es que Calibre, por sí mismo, no puede convertir los ebooks protegidos con DRM, así que hay que seguir investigando y efectivamente, hay una solución que consiste en instalar algunos plugins que quitan el DRM y poder hacer la conversión.

Resumo el procedimiento y los pasos a seguir:

1. Descargar e instalar Calibre

2. Descargar el archivo zip que contiene los plugins para quitar el DRM. En esta web está siempre actualizada la última versión del plugin.

3. Descomprimir el archivo descargado. 

4. Ejecutar Calibre. Elegir Preferencias y en la seccion Avanzado clicar en Complementos y después en Cargar complemento desde un archivo

5. En los archivos que nos hemos bajado y descomprimido antes, localizar una carpeta llamada "DeDRM_calibre_plugin" y seleccionarla.

6. Una vez dentro de la carpeta, seleccionar el fichero "DeDRM_plugin.zip y "Abrir"

7. Sale un cuadro que advierte que instalar complementos es un riesgo de seguridad. Pregunta si quieres  continuar. Clicar Si.

8. Pulsar Aceptar en el siguiente cuadro de diálogo, que nos informa que el plugin ha sido instalado.

Ahora ya puedo utilizar el calibre para convertir mis libros y poder leerlos en mi ereader Energy. El funcionamiento de este programa es muy sencillo, sólo hay que añadir el libro, el formato de salida, y después pulsar la tecla convertir.



Las últimas versiones de Kindle para PC ya no usan el formato de libro electrónico AZW, que es el que Calibre reconoce. En su lugar utiliza el nuevo formato KFX que Calibre no puede tratar. Para evitar este problema, hay que desinstalar la versión actual de Kindle PC e instalar la 1.17. Se puede descargar en este enlace,  este otro o buscar cualquiera de las muchas páginas desde las que se puede hacer. 

martes, 1 de enero de 2013

Comando Bruselas (2)


A las 3 de la tarde entrábamos en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas. Una vez pasados los controles, que son tan metódicos como en los aeropuertos, y hechas las fotos de rigor en el vestíbulo junto a las banderas de los paises que forman parte de la UE, nos dirigimos a la planta 4, donde íbamos a ser recibidos por Raul Romeva.

Durante un buen rato, mientras esperábamos, montamos una asamblea improvisada en medio del pasillo e hicimos las presentaciones. Fue todo muy espontáneo y simpático. Estábamos esperando que nos concedieran una sala para realizar la charla que teníamos programada, porque parece ser que habían surgido problemas y la sala que habitualmente ocupa el grupo Los Verdes/ALE no se podía utilizar. Los problemas estaban relacionados con ¡goteras!, aunque parezca increíble en un edificio tan moderno.

Finalmente nos acomodaron en una pequeña sala, más que suficiente para nuestro grupo. Mientras llegaba el eurodiputado Raul Romeva, que en esos momentos estaba ocupado en una comisión, nos explicaron cómo funciona el Parlamento europeo. Por ejemplo, que tiene 3 sedes. Estrasburgo es la sede oficial, donde se celebran las sesiones plenarias, pero la mayoría de las actividades de las comisiones parlamentarias y las sesiones plenarias adicionales se realizan en Bruselas, mientras que la Secretaría General está ubicada en Luxemburgo.


¿Por qué existen tres sedes con el gasto adicional que ésto representa y la dificultad que añade a la gestión del día a día? Aquí nos explicaron una larga historia que se resume en que Francia y Bélgica se disputaron durante mucho tiempo la sede oficial del Parlamento Europeo hasta que en 1992 se alcanzó un acuerdo, Bélgica aceptó que fuese Estrasburgo la sede oficial, con doce sesiones plenarias al año, siempre que el resto de actividades parlamentarias (reuniones de las comisiones, reuniones de los grupos políticos y sesiones extraordinarias) tuvieran lugar en Bruselas.

Raul Romeva tomó el relevo del improvisado orador del que no recuerdo el nombre y siguió contándonos detalles sobre la UE y el grupo los Verdes/ALE. Es una persona que habla con mucha pasión, se nota que le gusta lo que hace, y consiguió transmitirnos ese entusiasmo, algo que necesitábamos y nos levantó el ánimo, porque a esas alturas ya estábamos agotadas.

Las lenguas oficiales de la UE son tres: inglés, francés y alemán, aunque se consideran oficiales las lenguas de todos los paises miembros, en total 23. Las regulaciones y cualquier documento oficial de la UE tienen que estar traducidos a los 23 idiomas, y prácticamente de inmediato. Cualquier disposición oficial está lista en las 23 lenguas en menos de 2 horas. Por supuesto, el coste de mantener esta política multilingüística es altísimo, a cada ciudadado de la UE nos saldría por unos 2,5 euros.

Los 736 parlamentarios que representan a los 500 millones de habitantes de la UE son elegidos cada 5 años en las elecciones europeas. Desgraciadamente, son unas elecciones con muy poca participación, especialmente en España hay la idea general de que no sirven para nada. ¡Y son muy importantes! Tengamos en cuenta que son ellos, los eurodiputados,  los que votan todas las leyes europeas propuestas por la Comisión y revisadas por el Consejo, lo que quiere decir que de ellos depende el 80% de la legislación que afecta a cada uno de los países miembros. Por tanto, el 80% de las leyes aplicables en España son elaboradas en Europa.


El grupo Verde europeo está formado por 58 eurodiputados de diferentes partidos verdes europeos que, junto con varios diputados independientes, nacionalistas y regionalistas de izquierda se han agrupado bajo el nombre de Los Verdes Europeos/Alianza Libre Europea (Verdes-ALE). Es un grupo pequeño, y comparado con los 271 diputados que tiene el partido Popular europeo  o los 190 de los socialistas, su fuerza es muy testimonial. Aún así, van subiendo elecciónes tras elecciones, y su mensaje llega cada vez a más gente.

Acto seguido nos dirigimos a la sede provisional del Grupo Verde/ALE en Bruselas, un edificio muy antiguo, cercano a la sede oficial del Parlamento Europeo. Lo primero que llamó nuestra atención fueron las 5 bicicletas que estaban aparcadas en la planta baja. ¿Claro, son verdes y predican con el ejemplo! Lo segundo, la humildad del local y la estrechez de las salas. Pero no nos importó, al fin y al cabo estábamos en familia,

Nos reunimos allí con Joan Prat, delegado de la Generalitat en la Unión Europea nombrado por CiU. No estaba previsto que este señor fuera el que nos explicara cómo funcionaban los fondos europeos y cómo se podían utilizar para salir de la crisis, en la agenda inicial figuraba el nombre de una subalterna. Pero parece ser que tenía mucho interés en hacerlo él personalmente, y todas lo aceptamos.

Como buen diplomático, estuvo amable y dialogante, aunque claro, todas conocíamos su pasado cercano al PP y al Gobierno de Aznar, y teníamos las uñas bien afiladas para sacarlas en el momento oportuno. Nos explicó, entre otras cosas, como funciona el programa FEDER y a qué se habían dedicado estos fondos en Catalunya en los últimos años. Cuando se abrió el turno de preguntas fue un ataque frontal, lo acorralamos, pero como diplomático experto era correoso y supo salir de todas las encerronas.

Un café rápido y Marc Giménez, técnico asesor de Verdes/ALE en la Comisión Europea, nos expuso una serie de herramientas del Parlamento Europeo que podían aplicarse en la Política Local. A nivel personal, y cre que también fue general, fue una de las charlas de las que saqué más ideas y la encontré muy práctica. Aprendimos cómo hacer una petición al Parlamento Europeo, cómo denunciar irregularidades, estrategias, y lo infrautilizadas que están estas herramientas, sobre todo en el estado español. Hay temas, como las preferentes, que son un claro abuso de los bancos, y no se han denunciado ante la Unión Europea, o al menos no de la forma adecuada.


Y para terminar, y ya a las 20,30h., nos reunimos todas en un restaurante criollo donde, invitadas personalmente por Raul Romeva y disfrutando de su compañía, pudimos reponer fuerzas después de un día tan agotador. La comida fue estupenda, pero nada más acabar los postres nos fuimos rápidamente al hotel a descansar. Aún nos esperaba otro día agotador.