domingo, 12 de febrero de 2012

Homenaje a Benito Magallón

El pasado Jueves 9 de Febrero, el Grupo Municipal de ICV-EUiA presentó una moción en el pleno del Ayuntamiento de Sant Joan Despí en la que se pedía que se le concediera a Benito Magallón el Premio Ciudad. Finalmente, se le otorgará la medalla de oro de la ciudad a título póstumo.

Este es el discurso de defensa de la moción:

Benito Magallón Buil nació en Cascante, Navarra, en 1947. A los 6 años se fue a vivir a Ribaforada, en la Ribera de Navarra, allí pasó su juventud y se casó con Isabel, su compañera de toda la vida. En 1971 se trasladó a Barcelona y se afincó en Sant Joan Despí. Murió el pasado 25 de Agosto tras perder la batalla contra el cáncer que venía padeciendo desde muchos meses antes.

Benito Magallón Buil tuvo vocación pictórica, desde su infancia. Se empezó a interesar por los lápices y los pinceles muy pronto, buscando en ellos la mejor manera de encontrar su propia expresión.

Cuando llegó a Sant Joan Despí corrían tiempos convulsos, en los cuales la dictadura franquista estaba a punto de llegar a su final. Era una persona con un gran compromiso social y rápidamente comenzó su militancia en el PSUC de la localidad y a trabajar por un cambio de sistema político.
Una vez conseguida la democracia su figura toma relevancia. Se necesitaban personas como él, con formación, que ilustrasen aquellos momentos de cambios. Durante aquellos años de transición realizó todo tipo de encargos: logotipos para escuelas, AAVV, revistas, asociaciones y cooperativas. Especialmente apreciados por él y gran parte de la ciudadanía de Sant Joan Despí son el logotipo de la escuela “Pau Casals” y el de la AAVV “El Pi”, de la que fue socio fundador.

También diseñó todo tipo de carteles, murales reivindicativos, ilustraciones de libros y revistas, y un sinfín de trabajos más que nos sería imposible enumerar en estos momentos y que forman parte de nuestra historia local.

Fue uno de los impulsores y fundador del Taller d’Art en Sant Joan Despí, del que fue profesor. También participó en la creación del grupo de pintores “Grup d’art 94”. Eran artistas que querían crear un espacio para el arte en Sant Joan Despí similar a “Els 4 gats”, y lo consiguieron. Hoy el “Grup d’art 94” es una de las entidades más consolidadas de nuestra población y Sant Joan Despí una ciudad que aprecia el arte.

Su trayectoria personal fue siempre honesta y acorde con sus ideales de izquierda. Era una persona crítica y apasionada, y eso le llevaba a menudo a estar en desacuerdo con las políticas oficiales de los partidos de izquierda.

Siempre defendió la idea de que cualquier crecimiento social tenía que ir acompañado de un mayor y mejor acceso a la cultura. Creía que había que romper barreras y evitar que la cultura fuera sólo para las élites, “cultura para el pueblo”.

Hasta el último momento estuvo al lado de las clases populares, participó activamente en el movimiento del 15M de Sant Joan Despí, él mismo se consideraba un indignado más, como constaba en una pancarta del balcón de su casa.

Dialogante y conversador, era habitual encontrarlo por las calles de Sant Joan hablando con alguien, de política o de arte, de toros o de trabajo, sus temas favoritos. Sin duda era un personaje popular y apreciado por todos.

Sin embargo no estamos aquí para hablar de la persona, aunque su categoría humana sea inmensa, sino del pintor y su obra, y de la trascendencia que ésta tuvo en nuestra ciudad.

En Sant Joan Despí realizó su primera exposición en el año 1978 en la sala Foment y la última, “Pintures”, en Can Negre, poco antes de su muerte. Pero la obra de Benito también es conocida y reconocida fuera de su ciudad. Ha realizado exposiciones en lugares como Barcelona, Madrid, Sevilla y Navarra, llegando incluso a traspasar nuestras fronteras
La obra de Benito Magallón está por todas partes del municipio. Puedes entrar en una casa, en un colegio, en una asociación, en un bar o un restaurante, asistir a un pleno del Ayuntamiento o visitar un despacho de la nueva ciudad deportiva del Barça y al levantar la vista encontrarte con uno de sus cuadros.

Sant Joan Despí es una ciudad bonita, pero no tendría la personalidad que tiene si personas como Benito Magallón no se la hubieran dado, si no hubieran trabajado para que la cultura, el arte y los movimientos sociales ocuparan un lugar tan importante en la vida de la ciudad.

Es por todo lo expuesto que proponemos la figura de Benito Magallón para que se le conceda el premio ciudad de Sant Joan Despí.

También, de acuerdo con la entidad “Grup d’Art 94” proponemos que si es posible el Concurso de Pintura que organizan lleve su nombre.

Con esta moción nos hacemos eco del afecto, del cariño que muchas personas y entidades de nuestra ciudad han sentido y sienten hacia Benito Magallón. Son muchos los que nos han expresado la necesidad de dar relevancia a su figura y hacerle el reconocimiento público que se merece.

Y éste es nuestro objetivo, por eso creemos que es importante que su nombre pueda ilustrar y proyectar algún evento cultural de nuestra ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario