domingo, 27 de noviembre de 2011

No te olvido 2011



Imagen cedida por la pintora E.Cassani

El acto No te olvido, que como ya expliqué en otra entrada es la más emblemática de todas las actividades que organiza la Asociación Violeta, se celebra desde hace 6 años el lunes anterior al 25 de Noviembre, día internacional contra la violencia hacia las mujeres y las niñas.

Durante las semanas anteriores las socias y colaboradoras de Violeta nos volcamos en la organización de este acto, porque aunque su apariencia sencilla pueda hacer pensar que no requiere mucho esfuerzo, detrás hay muchas horas de dedicación y trabajo. Y muchos nervios, sobre todo este año que el tiempo amenazaba lluvia.

Efectivamente, cuando llegó el día 21 las predicciones meteorológicas señalaban lluvia por la tarde. Teníamos un plan B, habíamos reservado una sala del Centro Cívico de Les Planes, que está situado junto a la Plaza del Mercado, lugar donde estaba previsto celebrar el acto. No obstante, nos resistíamos a trasladarnos, porque al ser un local cerrado tiene prohibido encender tantas velas como medida de seguridad. Y nos parecía que si no podíamos rendir homenaje a las 62 víctimas del año como lo habíamos hecho siempre, con velas encendidas, nuestro acto se desvirtuaba.

Así que decidimos tentar a la suerte, y como el cielo estaba despejado por la mañana, empezamos a preparar el escenario y el decorado de toda la zona, al aire libre.

Hacia el mediodía, y como era de esperar, el tiempo cambió, desapareció el sol y el cielo se pobló de nubes amenazantes. No quisimos darle más vueltas al asunto, y hacia el mediodía tomamos la razonable decisión de trasladar el acto al Centro Cívico, y allá nos fuimos con todo nuestro material.

Después de una copiosa y agradable comida grupal en el Restaurante Plaza, comenzamos los preparativos.

Los globos, uno por cada mujer asesinada.


El recorte de periódico de la noticia de la muerte de todas las víctimas.


Paneles con información sobre violencia machista.


Material de promoción de nuestra asociación.


El acto comenzó puntual. En la calle llovía torrencialmente. En el interior, estaban presentes multitud de mujeres y hombres de Sant Joan Despí dispuestos a solidarizarse con las mujeres muertas a manos de sus parejas o ex-parejas. Mujeres de entidades del municipio leyeron en voz alta el nombre de las víctimas y depositaron una rosa blanca en el suelo, sobre un cartel que ponía la frase "No te olvido". Después, recogieron un globo blanco y se mantuvieron todas juntas al lado del escenario.


Cuando acabó la lectura de los nombres, también los hombres y el resto de mujeres asistentes pudieron depositar una rosa blanca en el suelo. Siguieron 5 minutos de silencio. La emoción recorría el local. Fue entonces cuando me di cuenta que la emotividad no la ponían las velas, sino el sentimiento de las personas presentes, y la solidaridad con la tragedia de aquellas mujeres a las que se les ha segado la vida de forma tan injusta.

Una vez homenajeadas las muertas, el mensaje va dirigido a las vivas, a las que sufren en silencio la lacra de la violencia machista. Y se les dice que se puede salir, que se puede superar esa situación, que muchas mujeres de nuestra asociación lo han hecho, ¿por qué ellas no? Y fue en ese momento cuando se apagaron las luces y se lanzaron los globos al aire, con un mensaje de liberación y la canción de Amancio Prada "Libre te quiero" como fondo musical.


A partir de este momento comenzaron las lecturas de escritos que las mujeres de otras entidades habían hecho para la ocasión. También algunas socias de Violeta participaron, poniendo el punto final.


Una vez terminado todo, los ánimos relajados, llegó la hora de recoger el material y de los juegos.



¿Y qué hacer con los globos? Ya en la calle, de regreso a casa, dejamos un regalo en el parque, para que los niños vieran al día siguiente que aquella noche había pasado algo importante.




martes, 1 de noviembre de 2011

Por qué te vas

Ayer pasamos el día en la montaña. Teóricamente el objetivo era ir a buscar bolets (setas), pero era sólo una excusa, porque todo el mundo sabe que este año no se encuentran setas en el Pirineo y menos un domingo en medio de un puente. Disfrutamos de un día de campo estupendo comiendo, hablando, riendo, paseando, admirando el colorido de los árboles... y a la vuelta, en el coche, cantando a voz en grito viejas canciones y sobre todo la más conocida de Jeannette, "Por qué te vas".

Por qué te vas


Esto es lo que pone en la wikipedia sobre esta cantante:

De madre canaria, natural de Tenerife y padre belga de ascendencia maltesa, nacido en la República Democrática del Congo (antiguo Congo Belga). Los padres de Jeanette se conocieron en la capital británica, cuando las Islas Canarias comerciaban con Gran Bretaña en la exportación e importación de frutales. Los abuelos maternos de la cantante, ambos dedicados al comercio y a los negocios, decidieron emigrar junto con su madre a Londres. Jeanette nació y vivió en Londres en el barrio de Wembley hasta 1953, hasta que sus padres se trasladaron a los Estados Unidos, primero se instalaron en Chicago y después en Los Ángeles, a partir de 1961, donde años más tarde nacieron sus dos hermanos menores. El divorcio de sus padres afectó a la cantante y quedando la custodia en poder de su madre, quien decidió volver a su país de origen, instalándose en Barcelona a partir de 1964, donde entra a formar parte del grupo Brenner's Folk que derivarían en Pic-Nic.


Compuesta por José Luis Perales, "Por qué te vas" fue número 1 en casi todos los países de Europa y América. Quizás esta canción sea una de las mejores baladas de todos los tiempos. Se grabó en 1974, pero no se hizo mundialmente famosa hasta 1976, gracias a que este tema fue la banda sonora de la película "Cría Cuervos", que ganó el Gran Premio en el Festival de Cannes de ese año.

Esta es la famosa escena de la película de Saura



No es la única película en la que se escucha esta canción. En "Los dos lados de la cama" hay una versión de Verónica Sánchez (Los Serrano, El calentito, Camarón, las 13 rosas) y Lucía Jiménez (La señora, La buena vida)



Es una canción muy versionada, y en todos los estilos. Vamos a ver varios ejemplos. Empecemos por el autor José Luis Perales, ese compositor de canciones almibaradas que saltó a la fama a su pesar cantando sus propias canciones y luego cayó en el olvido. Quizás no se le ha hecho justicia.



Manu Chao



La oreja de Van Gogh



Laura Durand



Ataque 77



Javier Alvarez



Tras la desintegración de Pic-Nic, la joven de 18 años decide casarse con Laszio Kristofe, un amigo del ex futbolista de origen húngaro Zoltán Czibor jugador del FC Barcelona, matrimonio que aún conserva. Por esa época ella y su familia se asientan en Viena. Jeanette tenía una vida tranquila, dedicada a labores rutinarias domésticas. Fruto de la relación nace su hija, Blythe, que se cría en un ambiente políglota, oyendo hablar en su casa el castellano, el húngaro, el inglés y el alemán. Actualmente radica en Barcelona y está en los preparativos para su reaparición después de más de 20 años con un nuevo disco para el 2011