lunes, 29 de agosto de 2011

Benito Magallón, el pintor y su obra


Esta entrada no pretende ser un compendio de erudición pictórica, tema en el que, lo confieso, soy totalmente inexperta. Es sólo un pequeño homenaje al amigo que se nos ha ido. Son retazos de información sacada de aquí y de allá, de folletos de sus exposiciones, de Internet o de recuerdos de conversaciones personales.

Benito Magallón nació en Cascante, Navarra, en 1947. A los 6 años se fue a vivir a Ribaforada, en la Ribera de Navarra, allí pasó su juventud y se casó con Isabel. En 1971 se trasladó a Barcelona y se afincó en Sant Joan Despí.

Estudió en la Escuela de Mestres Pintors bajo la dirección de los maestros Balmes y Ribó. Su primera exposición tuvo lugar en el Foment Cultural i artistic de Sant Joan Despí en 1978. Poco después se matriculó en la Facultad Sant Jordi de Bellas Artes. Durante estos años, y después durante toda su vida, compaginó su vocación artística con la profesión de pintor de paredes.

Ha realizado exposiciones en lugares como Madrid o Navarra, llegando incluso a traspasar nuestras fronteras. He aquí unos cuantos ejemplos: 1980, en la sala Grifé-Escoda, en Barcelona. 1981, en la sala Serrano 19, en Madrid y en la sala Cova del Drac, en Barcelona. 1987, en la sala Leonard de Barcelona. 1989, en la sala CAN, en Pamplona. 1994, en Sevilla, Exposición del 5e Premio Nacional de Pintura de la Real Maestranza de Caballerías. 2002, en la Sala Forum Junger Künstler, en Paderborn, Alemania. Su última exposición, en la sala Can Negre de Sant Joan Despí, todavía puede visitarse hasta el 5 de Setiembre.
Los Perales




La dehesa

En su etapa de estudiante de Bellas Artes su pintura estaba influenciada por la pintura realista francesa -le atraían especialmente Corbet y Millet por su tratamiento de los grises y por la temática social característica de esta corriente pictórica. Sin embargo, pronto se decantó por el impresionismo, se definía a sí mismo como "impresionista exagerado". Admiraba por encima de todos a Monet.
El tema preferido de Magallón es el paisaje, aunque no es el único, también ha pintado desnudos y algún retrato.


Y en su última etapa se ha acercado al tema de la tauromaquia. Los toros era una de sus grandes pasiones.


"Como pintor creo que es obligación de cualquier persona que se dedique a una actividad artística intentar que su obra, sea un cuadro o cualquier otro tipo de expresión, funcione de una forma diferente a lo que ya hay hecho o lo conocido hasta aquel momento. Buscar aquellas características propias que lo hagan singular y profundizar en ellas hasta conseguir un discurso personal y bien armado"
Camino Bardenas

"Durante años he ido construyendo una forma de articular mi obra basándome en las capacidades expresivas de la pintura en cuanto a materiales. Profundizando en los diferentes recursos que éstos proporcionan al aplicarlos en el lienzo. Forzándolos y exagerando hasta límites grotescos."
Cabaña

"Y es así, a partir de potentes manchas de aceite, grandes trazos de color, escurridos y acentuados contrastes cromáticos como construyo mis cuadros. Y todo ésto sin perder nunca un fuerte compromiso a la hora de representar fielmente la realidad (aquello que se ve)."
Cascante

"Aunque en una primera impresión el espectador puede sentirse un poco confuso ante tanto embrollo de trazos, he de advertir que mis cuadros sólo cobran sentido cuando nos alejamos y los miramos desde la distancia."

Las viñas

Una de sus temáticas más recurrentes son los paisajes de su tierra natal, la Ribera de Navarra. "Son vistas de viñas y Bardenas, que son más ásperas. Intento reflejar todas esas luces, atmósferas y texturas que conforman ese escenario, que nos es común a todos los que somos de esta zona"
Ribaforada, pueblo natal del pintor
También ha pintado en multitud de ocasiones paisajes de su pueblo de residencia, Sant Joan Despí. Sus cuadros están presentes en multitud de lugares, desde la Sala de Plenos del Ayuntamiento hasta algún despacho de la ciudad deportiva "Joan Gamper" del Fútbol Club Barcelona.
Vicente Egido, ex-atleta del FC Barcelona y amigo del pintor


El vestíbulo del bloque de viviendas donde residía está decorado con dos óleos que en su día regaló a la comunidad de vecinos. Uno de ellos representa a "Can Negre", y el otro una vista de la Torre de la Creu, ambas obras modernistas del arquitecto discípulo de Gaudí Josep M. Jujol.

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!...
¿Adónde el camino irá?
Yo Voy cantando, viajero
a lo largo del sendero...
-la tarde cayendo está-
Antonio Machado

2 comentarios:

  1. Precioso homenaje, Juani. Si hace falta, le dedicamos a él también las notas del Cant dels ocells. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sí, Juani, un bonito homenaje.

    ResponderEliminar