viernes, 22 de abril de 2011

Los hijos de la tierra

Hace más de 30 años que sigo esta saga. Descubrí el primer libro a principios de los 80, "El clan del oso cavernario", y me impactó. Quedé completamente facinada por la historia de Ayla, la niña cromagnon que pierde a sus padres en un terremoto y es encontrada, moribunda, por un clan de neandertales. Es adoptada y educada dentro de este clan, pero las diferencias son notorias, y nunca llega a ser totalmente aceptada. Hasta que al final la expulsan.

Estaba ansiosa por saber qué había sido de la vida de Ayla, si había sobrevivido o había muerto en aquel mundo tan hostil. Afortunadamente, sólo tuve que esperar unos meses para leer el segundo libro, "El valle de los caballos". Me gustó mucho menos que el primero, y a ratos hasta lo encontré aburrido. Ayla, tras ser expulsada del Clan, va en busca de "Los otros", especie a la que ella pertenece. Se refugia en una cueva y pasa allí varios años, alejada de todo contacto humano. Encuentra una yegua salvaje, Whinney, y la domestica y un león cavernario, Bebe. Los dos se convierten en sus mejores amigos. Paralelamente, la escritora sigue los pasos de Jondalar, un joven cazador de la tribu de los zelandoni. Cuando Ayla y Jondalar se encuentran, nace el amor entre ellos y deciden ir a buscar a otros humanos.

Cuando pensaba que esa historia ya no iba a tener continuación, unos años después, en 1985, se publicó el tercer libro de la saga, "Los cazadores de mamut". Ayla y Jondalar encuentran una tribu de su misma especie y durante una temporada viven con ellos. Es entonces cuando surgen las primeras diferencias entre la pareja, aparece Ranec, un hombre atractivo de raza negra que se enamora de Ayla.

Cinco años después se publica "Las llanuras del tránsito". Ayla y Jondalar atraviesan toda Europa en un viaje que dura más de un año con el fin de llegar al territorio de los zelandoni, la tribu de Jondalar, que está asentada en loque hoy en día es el sur de Francia. Durante el viaje viven aventuras peligrosas, pero también aprenden los conocimientos de los clanes que se encuentran por el camino. Para mi es, después del primero, el segundo mejor libro de la saga.

Después hubo que esperar más de diez años para poder leer el quinto libro. Según parece estuvo en un cajón durante mucho tiempo sin poderse publicar por problemas con la editorial. En él se nos cuenta como se adapta Ayla a la vida entre los Zelandoni y su relación con la Zelandonia. Es "los refugios de piedra".

Es cierto que la autora se toma muchas licencias literarias, como el hecho de acumular en una sola persona la autoría de los avances de varios cientos de años. Pero la serie está muy bien documentada y en general describe muy correctamente como era la vida en el Paleolítico según nos muestran los descubrimientos arqueológicos. Y no hay que olvidar que es ciencia-ficción, y es una forma de aproximar a todo el mundo, sean entendidos o no en historia, a una época misteriosa que mucha gente desconoce.

Jean M.Auel nació en Chicago en 1936. Se casó a los 18 años, y a los 25 ya había tenido 5 hijos. A los 28 años pasó a formar parte de la prestigiosa organización Mensa, que agrupa a personas con un elevado coeficiente intelectual. Asistió a clases nocturnas, y en 1976 obtuvo su MBA.

Fue en 1977 cuando comenzó a darle vueltas a la historia de una mujer de la edad de hielo que vivía con unos seres humanos completamente diferentes a ella. Comenzó a documentarse, se pasó meses en la biblioteca, y emprendió viajes por Europa. Así fue como nació el primer libro de la serie.

Hace poco más de un mes se publicó en España el esperado sexto libro, "La tierra de las cuevas pintadas", inspirado en las cuevas de Altamira. Nos lo han presentado como el último volumen de la saga, pero la autora, de 75 años, ha confirmado que aún hay posibilidades de que haya uno más. Por lo pronto, piensa seguir escribiendo, aunque no tiene decidido sobre que tema.

Se me ha ocurrido hablar de esta serie porque mañana es el día de Sant Jordi. Y hace mucho tiempo que tengo decidido qué libro me voy a comprar. He podido aguantar mi impaciencia a duras penas, y si no fuera por los descuentos que se ofrecen ese día, y que la crisis afecta mucho a los bolsillos, seguramente no me habría podido resistir. A ver cuanto tiempo tardo en leerlo.

3 comentarios:

  1. aixx, yo ya lo compré, y eso que aún estoy en el cuarto...Pues coincido contigo en que el primero engancha, aunque el segundo y tercero también me gustaron mucho. En cambio ahora el cuarto me está costando de arrancarlo. Pero solo por ver como describe esa época que tenemos tan lejana ya vale la pena toda la saga. Y que Ayla es la jefa, claro! xD

    ResponderEliminar
  2. jaja miss, tienes razón. Lo mejor de todo es que Ayla es la jefa. No estamos acostumbradas a que una mujer sea la más guapa, la más lista, la más inventora, y la más de todo lo más mejor... qué vamos a hacer nosotras?... pues comprarnos todos los libros! Animo, que ya sólo te quedan 3 libros para ponerte al día :)

    ResponderEliminar
  3. Tienen buena pinta esta serie de libros, tal vez deba echarles un vistazo.
    Un saludo, espero que hayas pasado buena Semana Santa.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar