domingo, 14 de noviembre de 2010

El concurso de redacción de Coca-cola


Este año el concurso de escritura de Coca-Cola cumple 50 años. No sé si lo conoceréis. Yo tuve el honor de participar en él hace más de 30 años. No gané, ni siquiera en mi provincia, aunque fue una experiencia que me marcó. Hoy en día son muchos y variados los concursos literarios que se hacen en las aulas españolas, pero éste del que os hablo fue el primero y creo que el que tiene más solera, por sus premios, por su alcance nacional y por todo el montaje que hay alrededor de él.

Creo que fue en 1961 cuando se celebró la primera edición, por entonces se llamaba "Concurso interescolar de redacción". Muy pronto pasó a conocerse como "Concurso nacional de redacción", es el nombre que ha tenido durante décadas. Ahora se llama "Concurso Coca-Cola jóvenes talentos", premio de Relato corto.

Nunca había oído hablar de ese concurso antes. Tenía 14 años y estaba en 4º de Bachillerato. Un día se presentaron varios profesores en la clase de literatura y, sorpresivamente, nos comunicaron que había que hacer una redacción y que los autores de las dos mejores irían a Badajoz para participar en un concurso a nivel provincial, en una primera fase.


No tenía ni idea de cuales eran mis aptitudes literarias. Hasta entonces no había habido ninguna señal que me indicara si escribía bien o mal. Había sacado buenas notas en Literatura, es cierto, pero mucho mejores en Matemáticas, y me consideraba más de Ciencias que de letras.

El tema de la redacción era libre, y pensé que estaría bien reflexionar sobre algo que me preocupaba. Mis hermanas habían emigrado recientemente, se habían marchado a Barcelona, a trabajar. Y eran muchos los amigos, vecinos y conocidos que se iban a diferentes ciudades de España o de Europa a buscarse la vida. Sentía que pronto llegaría mi hora, que yo también me tendría que marchar y dejar todo lo que había sido importante para mi. Así que cerré los ojos, y empecé a escribir.

Mi redacción se titulaba "El último día que pasé en el campo". Me hubiera gustado ponerla aquí, pero no la he encontrado. Soy un desastre de organización. Trataba sobre una adolescente que tenía que marcharse a la ciudad con su familia y que se despedía de su mejor amiga, una encina. En Extremadura la encina es un árbol muy emblemático, está ahí desde el principio de los tiempos y, a pesar de los especuladores, estará siempre.

No esperaba nada de esa redacción, en mi clase había alumnos más brillantes que yo, o al menos eso creía. Días después el profesor nos dijo que había una redacción claramente ganadora, y otras dos entre las que había habido un empate, y había que desempatar entre ellas. No tenía esperanzas de que mi escrito fuera uno de los tres, pero resultó que sí, que era el que no ofrecía dudas y estaba por encima de los demás. Sólo tenía un pequeño pero, que el título no era muy bueno y me invitaron a cambiarlo. Lo cambié, y le llamé "Adiós a una amiga".

Durante las semanas siguientes llegaron a mi casa diferentes cartas informando más detalladamente del evento. Eso me hizo ponerme muy nerviosa, porque empecé a entender la magnitud del concurso, unido a la percepción de que tendría que hacer un viaje. Hoy causaría risa, porque Badajoz está a poco más de 100 kms de mi pueblo, pero por entonces, y para mi que había viajado muy poco, era toda una odisea.

Un Sábado a primera hora de la mañana un autobús nos recogió a las afueras del pueblo. Ibamos mi compañera y yo, acompañadas por el Sr. García, el jefe de estudios. El autobús fue recorriendo los pueblos de la zona, Azuaga, Llerena, Almendralejo, Don Benito, recogiendo a jóvenes como nosotras. Nos lo pasamos genial. Personalmente, hice mucha amistad con las chicas de Almendralejo, nos firmamos en la agenda que nos regalaron, nos intercambiamos palabras de ánimo y buenos deseos, aunque nunca más nos hemos vuelto a ver.

Son muchos los recuerdos de ese día intenso. El Sr. García nos llevó a comer a un bar muy sencillo (para ser sinceros, más bien cutre), arroz, y de postre pedí plátano, la primera vez que lo pelaba con cuchillo y tenedor, sin usar las manos. Había que mostrar buena educación en público. Después de la comida nos dirigimos al Instituto Zurbarán, y allí nos esperaba una multitud de gente. Participantes, unos 160, pero había mucho personal pululando alrededor.



Nos sentamos en los pupitres de un aula inmensa, alguien abrió un sobre supuestamente lacrado y nos comunicó el tema sobre el que debíamos escribir: "La electricidad". ¡Que decepción! Era un tema que no me motivaba mucho. Lo enfoqué escribiendo sobre un pueblo muy parecido al mío, pero mucho más pequeño, que no conocía la electricidad y que por primera vez pudo tener acceso a ella.

No fue la mejor redacción que haya escrito nunca, supongo. Al menos, no estuve entre los diez primeros, aunque sí muy cerca. Es una pena, me hubiera gustado viajar a Sudáfrica, que era el premio de aquel año.

Casi ninguno de los ganadores de este premio se ha dedicado a la literatura, es curioso, sin embargo, entre los participantes hay nombres de escritores importantes como Antonio Muñoz Molina, Lucía Echevarría, Angeles Caso, Elvira Lindo, Josep Lluis Carod Rovira, Gran Wyoming y otros muchos. Ninguno de ellos ganó.

A mi me descentró bastante en el plano personal. Encaminaba mis pasos hacia alguna carrera de ciencias, era algo de lo que estaba segura, pero saber que era la mejor redactora del pueblo me hizo pensar que quizás tenía que replantear mis objetivos. Y los replanteé, sí, me hizo perder algo de tiempo para al final volver a mis orígenes. Porque aunque el éxito se te suba a la cabeza, la vida se encarga de ponerte en tu sitio.

23 comentarios:

  1. vaya, menudo tostón de tema te tocó!
    Creo que yo en la de catalán hice explotar a la protagonista debido a la ingravidez del espacio, y creo que mencionaba en detalle sus tripas (estaba en mi época isaac asimov). Suerte tuve de que no me encerraran...

    ResponderEliminar
  2. que cosas onka.....vaya experiencia...de las que marcan,creo que algo deberias hacer con esa profesión frustrada...aunque creo que aquí liberas muy bien esa parte de tí.enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Ostres!!!!!

    Gracias a tu post he recordado algo que pasó hace muchos, muchos años, tenía yo unos 8 años y estaba en una escuela de primaria.

    En lugar de la visita a la Coca-cola, ésta era a la fábrica de leche RAM; en la que se visitaban las instalaciones y daban la merienda con productos, después al día siguiente se debía hacer una redacción, a modo de concurso, sobre la visita.

    Yo sí gané la redacción, però lo curioso del caso es que yo no había ido a la visita porque estaba enferma en casa y lo que escribí era de lo que me habían contado las compañeras.

    Gracias Onka por hacerme recordar contigo episodios de la niñez.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho tu entrada. Quizá es que me identifico con tus raíces extremeñas, jiji. En mi instituto no participaban en ese concurso, pero sí en el nacional de ortografía. Yo no pasé ni el primer corte y me habría encantado porque el premio era ilusionante. Los ganadores de cada país se iban de viaje a la final a Cartagena de Indias. Habría sido chulo eso de cruzar el Atlántico con 15 años. No pudo ser :-)

    ResponderEliminar
  5. Esta entrada es genial Onka, lo cuentas con mucha ternura. Cuando lo leía estaba pensando que ha pasado poco tiempo para lo mucho que hemos cambiado.

    ResponderEliminar
  6. yo mañana voy al concurso y me ha inspirado , yo buscaba mas bien como era asi un poco el concurso en que consistia , y me ha gustado mucho por yo tambien soy mas de ciencias y me ha pasado algo similar ,me alegra saber que no soy yo sola

    ResponderEliminar
  7. Pues muchos ánimos anónima. Suerte! Y disfruta de la experiencia! Si puedes, vuelve a pasarte por aquí y cuéntanos como lo has vivido.

    ResponderEliminar
  8. Yo vivo en León y fui el viernes a hacer el relato corto del concurso de Coca Cola. La verdad, ha sido una experiencia genial, me ha encantado tener la suerte de haber podido participar. El tema del relato de este año fue un poco distinto a otros años anteriores, pues nos dieron la foto de un cuadro (lo podeis ver aquí: http://dejavugo.files.wordpress.com/2008/11/magritte.jpg ) y a partir de la pintura teníamos que escribir la historia. Fue difícil, pero al final llegó la inspiración.
    La verdad, me ha hecho gracia porque yo también he sido de ciencias desde siempre, pero esto de escribir no está nada mal... Eso sí, soy y seguiré siendo de ciencias siempre :)
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  9. Genial, Andrea. Es cierto que es una experiencia única y que es una suerte tener la ocasión de vivirla. Gracias por contárnosla :) Y a seguir siendo de ciencias ;) y para matarte el gusanillo de la escritura, no te animas a crear un blog? También es una experiencia muy bonita.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué bonito!Se me viene a la cabeza un montón de recuerdos... ¡como pasa el tiempo!

    ResponderEliminar
  11. pues yo acabo de ser seleccionada entre las 6 mejores de murcia. pronto me diran en que posicion he quedado. Por cierto, ¿A qué te dedicas ahora? porque yo pensaba estudiar medicina, pero las letras se me dan muy bien y despues de esto... aun asi, estudiar letras no seria una buena decision

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena, estar entre las seis mejores de Murcia es un gran logro. Y ahora, ¿cual es el siguiente paso?

    Pues ahora estoy en el paro, pero soy informática, y durante toda mi vida me he dedicado a esta profesión. Claro que cuando yo empecé la informática era otra cosa, casi como una aventura diaria. Aunque siempre habrá informáticos aventureros, es como un gusanillo que se lleva en la sangre.

    ResponderEliminar
  13. en unos días nos vamos todos los ganadores de la región a pasar un día en Terra Mítica, un parque de atrcciones, y allí nos dirán el puesto en el que hemos quedado cada uno. El ganador se ira de viaje a Italia, pero eso lo veo yo muy difícil.
    Gracias por contestarme, espero que encuentres pronto trabajo.

    ResponderEliminar
  14. Que lo pases bien, y disfruta del momento :) Aunque... joooo... se podían haber estirado un poco más y regalaros un viajecito un poco más largo, a Madrid o Barcelona. Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  15. bueno, al final he ganado!!! y voy a ir como una de las 17 finalistas de España a Italia y al macroconcierto en Madrid por el aniversario de coca-cola

    ResponderEliminar
  16. ola!! soy la chica que comento en !ª lugar sobre eñ concurso de 2011 ,y me encanto haber participado , por que la imagen que nos dieron era muy enigmatica y se me vinieron muchas cosas a la cabeza , la que elegi no me llevo a la victoria pera la experienza se que sera de por vida , no se si con alguna de las otras historias ubiese llegado a algo pero en fin lo hecho hecho esta , asi que mi historia es similar a la tuya
    mucha suerte con el blog

    ResponderEliminar
  17. Hola. Yo tengo un compañero que se jubila este año, que ganó la VII edición de 1967, creo,
    y me gustaria regalarle el folleto de la convocatoria o la reseña del periódico, pero no sé cómo conseguirlas. ¿Sabes tú alguna forma?
    Geacias. Me ha gustado tu blog.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo, lo siento, pero no tengo el folleto de ese año, el que tengo es de unos años después. Hay una página de coca-cola especial para el concurso https://www.cocacola.es/concursojovenestalentos puedes dirigirte allí. También de facebook http://www.facebook.com/PremiodeRelatoCocaCola No obstante, si consigo algo más de información lo escribiré aquí.

    ResponderEliminar
  19. Hola, yo también participé en el concurso, en la edición del 86. Podéis enocntrar reseñas al mismo en la hemeroteca del ABC, no es gran cosa pero en mi edición sale la lista de participantes y mola ver tu nonbre allí...

    ResponderEliminar
  20. Hola, buscando sobre el pasado llegué hasta aquí, yo gané el de Cataluña, me dieron una mobylette que en mi casa me obligaron a vender, no les hacía gracia, con el dinero me compraron una máquina de escribir. Fui a la final a Madrid, con una monja del colegio y no gané el de España,lástima. Entonces, 1962, todo era en castellano, el viaje en tren y el hotel de Madrid, cutrillo. Una chica del mismo colegio lo ganó unos años después y ya fueron en avión y a lo grande. Mi tema era peor 'el comercio exterior español', pero me enrollé con Dios que regía los destinos del mundo, incluso del comercial. Aquí las redacciones seleccionadas las publicaba El Correo Catalán. La final regional fue en el Palau de la Música. Recuerdo que actuó un conjunto que cantó 'Quinientas millas'. Qué tiempos. Deberían publicar un recopilatorio de textos antiguos del certamen. Saludos.
    Julia

    ResponderEliminar
  21. Estoy buscando información sobre el tema, yo participé en el 76 y gané uno de los terceros premios, un viaje a Italia en el que lo pasamos genial. Me acuerdo vagamente de la primera redacción en el colegio, pero nada de la otra, ni siquiera el tema. El viaje fue a todo tren, al menos para un pardillo de 14 años como yo. Los acompañantes de Coca-Cola eran unos cachondos y nos dejaron solos en Roma una tarde para ir a ver Emmanuelle, ja ja. Que tiempos.....

    ResponderEliminar
  22. ¿Alguien tiene más información sobre este tema? Yo participé en el 83. Es increíble que un tema tan general con tanta gente implicada de todas las generaciones no esté documentado en Internet.

    ResponderEliminar
  23. Yo también participé en el 70. En Jaén. Gané el provincial; de ahí a Granada y a la final a Madrid. Un castrojillo en la capital, cuando miro las fotos. :)
    El premio, un viaje colectivo a Portugal, donde nos pilló la muerte de Oliveira Salazar, presidente del país, lo que añadió al ambiente algo impreciso, como una especie de miedo sutil, al ver el despliegue militar por las esquinas, las avenidas, los parques...
    Un maravilloso recuerdo de aquel viaje y de aquella experiencia. Lo único que siento es que perdí el álbum de recortes que mi padre fue creando con las noticias de prensa, las cartas, mi redacción... pero aún guardo el medallón y, por supuesto, mis recuerdos.

    ResponderEliminar