viernes, 30 de julio de 2010

Vacaciones frustradas

Pues eso, vacaciones frustradas por el maldito coche que nos dejó tirados en medio de la autopista. Menos mal que llevábamos pocos km recorridos y después de vivir la molesta odisea pudimos regresar pronto a casa. Y no es por mi que lo siento, que al fin y al cabo llevo una vida descansada desde hace tiempo y no necesito desconectar. Lo siento por las otras tres personas que viajaban en el coche.

Y me indigna que los fabricantes de automóviles pidan ayudas del estado cuando ellos no dan nada a cambio, por el contrario, la calidad ha bajado un montón. Muchas lucecitas en el panel, todo muy aparatoso, pero fallan en las cosas más básicas. Sólo piensan en enriquecerse. ¡No es un coche tan viejo, no tiene ni 5 años!. Y eso sin pensar en lo que podría haber pasado, podría haber sido mucho peor.

Y ahora, al desguace y a preocuparse por invertir otro dineral en un coche nuevo. Sin vacaciones y sin dinero. Como para no estar indignada.

7 comentarios:

  1. vaya... que faena!! entonces al final no os habeis ido??? :(

    ResponderEliminar
  2. Pues sí hija, aquí estamos... en casita :-(

    ResponderEliminar
  3. joeeeeeeee!!!!!! que rollo!!:(
    pues sabes que?? me han traido hoy una bolsa de patatas de tu pueblo... :D
    y si!! confirmado!! estan riquisimas!!!!! ñam, ñam!!

    ResponderEliminar
  4. Siii??? :( Yo este año no las pruebo, que por aquí no se encuentran. Y lo peor de todo es que me quedo sin jamoncito :-( ssniiifffff

    ResponderEliminar
  5. siii, me han gustado un monton!!
    tambien me han traido un poco de jamoncito de ese tan rico... uuuhhhmmm!!!!
    pero las patatas han triunfado!!! jijijiji!!!
    no te preocupes, yo te envio un poco ;)

    ResponderEliminar
  6. ¿Tan grave ha sido lo del coche? Si al final con estas cosas encima hay que dar gracias de salir ilesos. Confirmo lo de las patatas :)

    ResponderEliminar
  7. Yo también pienso que lo importante en estas cosas es que estéis todos bien. Lo otro es un fastidio.
    Hace 10 años me quedé medio tirada con un coche en la carretera, también de viaje de vacaciones. Ibamos con una niña de 3 meses y otra de 18 meses y se pasa regular, pero lo bueno es recordarlo como algo que se supera.

    ResponderEliminar