viernes, 21 de mayo de 2010

Canciones para el recuerdo: el festival de Eurovisión

En mi niñez el festival de Eurovisión era un fenómeno social, un acontecimiento del que estábamos pendientes niños y mayores y todo el mundo lo vivía con pasión. Más o menos, como se vive hoy en día una final importante de fútbol. Era más que un festival de canciones, representaba muchas cosas.

Mi primer festival de Eurovisión fue el de 1965. Era muy niña, y lo recuerdo vagamente. Lo vi en el bar, con mi padre, y esta vez, a diferencia de los partidos de los domingos, el bar estaba lleno de mujeres y niños. Me quedé prendada de una cantante muy jovencita que cantaba una canción muy pegadiza. Era un poco sosa, pero debió enganchar a mucha gente como me enganchó a mi, porque al final fue la ganadora.

France Gall (Luxemburgo)- Poupée de cire, poupée de son



Del festival de 1966 no recuerdo nada. Que lo volví a ver en el bar, sí, y que la gente se volvía loca escuchando a Raphael. Pero a mi Raphael no me gustaba. Así que fue un año de transición, el que dio paso al festival que más me ha gustado en toda mi vida. No sé si ha sido el mejor de la historia, supongo que no, sin embargo para mi fue el año que descubrí a Sandie Shaw, la cantante de los pies descalzos. Me hice fan fanática de ella, un amor a primera vista.

Sandie Shaw (Reino Unido)- Puppet On A String



1968 fue el año en que ganó España. Todo el mundo como loco por haber ganado con una canción muy mala cantada por una cantante que no sabía cantar. No sé que fue lo que gustó, supongo que las demás canciones eran tan malas como esa y alguna había que elegir. A mi no me enganchó ninguna, ni siquiera el "Congratulations" de Cliff Richard que tanto gustaba a mis hermanas.

En 1969 el festival se celebró en España y fue un caos. Algún país, como Austria, se negó a participar por celebrarse en un lugar donde había un régimen dictatorial, y otros aprovecharon para protestar por varias penas de muerte que había programadas. De todas estas cosas nos enterábamos por Radio Macuto, porque por supuesto los medios de comunicación oficiales no se hacían eco. Pero hoy no toca hablar de política, sino de canciones. Y en este aspecto, fue un año bastante bueno. Hubo 4 ganadores. Mi canción favorita, conectando con mi edad, la que cantó un niño de Mónaco (por entonces se permitía la participación de niños).

Jean Jacques(Mónaco)- Maman, maman



Hubo otra canción que me gustó mucho, por encima de la edad, aunque no sé si fue en ese momento o en otros momentos posteriores en que la escuché, porque por entonces las canciones las repetían hasta la saciedad durante días, semanas, meses y años. Es una canción preciosa, magistralmente cantada. Y fue una de las ganadoras.

Frida Boccara (Francia)- Un Jour, Un Enfant


¡ah! Y claro, hubo algo que contribuyó a que ese año fuera especial. Fue la primera vez que pude ver el festival en casa, ¡ya teníamos tele!. Una Telefunken de 24" que nos duró un montón de años. Hasta viajó a Barcelona.

1 comentario:

  1. Ya se sabe que en aquellos años... las teles eran mejores...
    y las canciones tb!! :P
    Ahora Eurovisión es un show.. :(

    ResponderEliminar