sábado, 16 de enero de 2010

Comenzamos una aventura

Hablo en plural, aunque quizás debería hablar en singular. Comienzo, si, una aventura, en singular. Pero también tengo la ilusión de que sea una aventura compartida, porque si no, ¿para qué escribir en un blog en Internet?, con escribir en mi ordenador, para mi a solas, o en una libreta mis impresiones para mí misma, sería suficiente.

Sin embargo he dicho que quiero compartir mis hojas, hojas que caen. Porque ya estoy en esa edad en que las hojas empiezan a caer, y he vivido primaveras y veranos, y estoy instalada en el Otoño, y he aprendido cosas que no quiero que se pierdan en el camino, después de tantos esfuerzos y sinsabores. Si mi experiencia sirve para alguien... aquí están mis hojas, a disposición de quien las quiera.

No sé bien que quiero hacer con este blog. No tengo ni idea de como funcionan los blogs, pero mi mente está abierta a aprender. Leeré mucho, investigaré, aprenderé de las personas que tienen más conocimientos que yo, en fin, haré lo que pueda. Estoy aquí para compartir, para disfrutar, para contar cosas que se me empiezan a olvidar... El tiempo irá marcando los objetivos. Por lo pronto, empiezo, empezamos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario